martes, 1 de mayo de 2012

A2. ENTREVISTA A FRANCISCO PALACIOS

¿Qué es A2?
A2 es una inciativa conjunta de MaryLin de "Los Libros de la Bruja" y de Sarah Degel de "Yo soy bibliófila" con el fin de dar a conocer a diversos autores, sobre todo noveles, y sus obras. Cada semana colgaremos una nueva entrevista preparada por ambas.


Francisco Palacios es un autor con un libro publicado y otro que está colgando por partes en Amazon, yo tengo la primera aún pendiente de leer.

Hace poco tiempo que nos conocemos a través de mails y este es el resultado de cara a los lectores del blog, espero que disfrutéis de la entrevista, conozcáis a Francisco y a sus obras y os animéis a leerlo.




-Hola, te damos la bienvenida a nuestra humilde sección y esperamos que pases un buen rato contestando a las preguntas sobre ti y tus libros.
Espero que estés preparado porque vamos allá.
Según tus recuerdos, con siete años leíste tu primer libro: La Isla del Tesoro. Si pudieras cambiar el tesoro, ¿qué es lo que se encontrarían los protagonistas de esta historia?
-En un mundo utópico, se encontrarían con el cofre lleno de justicia y humildad, tanta que no les importaría compartirlas con el resto de la humanidad, de tan necesarios que son estos valores en los tiempos que vivimos. En el mundo real se encontrarían el cofre rebosante de dolor y decepción. De resignación.

-Isabel Allende y Gabriel García Márquez son tus escritores favoritos. ¿Podrías decirnos tu libro preferido de cada uno de ellos?
-En realidad son dos de mis autores favoritos, pero te respondo: de Isabel Allende amo “La casa de los espíritus” y, de García Márquez, “Cien años de soledad”. Me parecen dos obras soberbias, que ningún lector que se precie debería perderse.
(Esos autores también son dos de los favoritos de MaryLin. Coincide en los libros. Yo solo he leído de Allende, La Casa de los Espíritus y no me llegó a gustar; García Márquez sin embargo sí, me encantó Crónica de una Muerte Anunciada)

-¿Eres de los que va con un libro o ebook bajo el brazo? Si es así, ¿cuál es el que llevas ahora?
-Sí, voy a todas partes con un libro bajo el brazo. Cada vez que tengo un rato libre, abro cualquiera de las obras iniciadas y me sumerjo en la aventura de sus páginas. Acabo de terminar un libro de un autor de mi tierra, José Manuel Serrano Cueto. Es muy interesante porque trata de leyendas de la provincia de Cádiz, centrándose en la capital, historias que han pasado de padres a hijos como reales pero que nadie ha logrado probar su veracidad. Ahora he comenzado “Crónicas del Aleph: el lama negro”. Es de un autor desconocido que intenta abrirse hueco en el panorama literario español, de mano de una editorial independiente que colabora desinteresadamente en dar a conocer a estos nuevos escritores: Espiral Ciencia Ficción.

-¿Cuál dirías que es tu género predilecto a la hora de escribir y sobre cuál jamás osarías hacerlo?
-A la hora de escribir encaro cualquier género. Sí es cierto que todas mis obras están revestidas por un halo de fantasía y aún de terror, humano o sobrenatural. Digo humano, porque no es necesario tener colmillos y pelo para ser un verdadero monstruo. Todos nosotros llevamos dentro una bestia a la que debemos mantener controlada para no hacer más de una locura en determinados momentos de nuestras vidas, muchas veces por desesperación. No creo que haya ningún género que no sea capaz de enfrentar, pero debo reconocer que el histórico es el más complicado, por el concienzudo estudio previo que conlleva escribir una novela basada en algún hecho verdadero y contrastable, y en el que aparezcan personajes basados en individuos que existieron realmente. Cuando termine “El alma que vistes”, voy a retomar una novela llamada “La ira de Teresa”. Tengo terminado su primer borrador, pero quiero ampliar algunas partes y profundizar en otras. La traigo a colación porque es una novela basada en el Londres del siglo XIX, y para la que me he tenido que empapar de ciertos hechos históricos que espero haber encarado correctamente. Es una de las historias que más tiempo y trabajo me está costando acabar respetando mis criterios de calidad.
(A MaryLin le costaría escribir romántica y a mí una historia épica. El siglo XIX es mi favorito, tiene muchos factores interesantes, sobre todo para situar una historia)


-Tu primer libro es un homenaje a Cádiz, tu ciudad natal. Si tuvieras que elegir un punto de ella para recomendar ver, ¿cuál sería?
-Hay muchas zonas emblemáticas que visitar en mi ciudad. Algunas se han puesto de moda con la celebración del bicentenario de la Constitución de 1812, como el Oratorio de San Felipe, donde se firmó tan importante documento, pero hay otros muchos con historias curiosas y sorprendentes. Por ejemplo, si paseas por las callejuelas de Cádiz, verás que algunas casas tienen recubiertas sus esquinas con planchas metálicas, o bien con unos objetos cilíndricos de unos sesenta o setenta centímetros. Según tengo entendido, se utilizaban para evitar que los ejes de hierro de los carros dañaran las esquinas al doblar la calle. Pues te sorprenderás al saber que dichas planchas y objetos no son otra cosa que el resultado de la fundición de los cañones que se utilizaron para la guerra contra los franceses durante los años 1808 – 1812, y aún los propios cañones clavados al suelo. Pues bien, un lugar (en realidad un momento) que no os podéis perder es la puesta del sol en verano visto desde el Castillo de Santa Catalina. Lo abren al público para que se deleite durante el ocaso, en el que el sol parece ser engullido por las aguas que bañan la playa de la Caleta, mientras una banda de música sublima los oídos con las más excelsas piezas. Inolvidable.
(Marylin ha estado en Cádiz y alrededores. De la ciudad le gustó especialmente la vista de la Catedral)

-Relatos de Sal nació de unir varios relatos que tenías escritos, ¿los cambiaste mucho en las correcciones para el libro o aparecen en él tal cual los tenías de antemano?
-Aparecen tal cual los tenía. No se hizo ningún trabajo de corrección, ni por mi parte ni por parte de la editorial, lo que dio un resultado en el estilo que no cumple con mis expectativas como escritor. No así, el contenido, que de seguro hará las delicias de muchos lectores.

-Estás colgando tu segunda novela en Amazon. ¿Cómo surgió y qué quiere decir el título de El Alma que vistes?
-“El alma que vistes” surgió como surgen todas las historias: de una pequeña idea inicial, casi inapreciable, mínima, un pequeño chispazo, que se ha ido gestando y desarrollando hasta dar con el argumento principal de ese nuevo proyecto. “El alma que vistes” quiere decir que lo que se ve no es lo que tiene que ser. Cuando ves a una persona no puedes evitar hacerte una idea de ella, una imagen de su personalidad que rara vez coincide con la realidad, todo ello basado en sus características físicas. Creo que se llama efecto halo en psicología. “El alma que vistes” hace referencia a esa parte oculta, a lo etéreo de cada persona, a la magia que anima la carne, y que nos hace tan únicos. Todos vestimos un alma, o el alma viste nuestros cuerpos, como prefiráis, que condiciona nuestra vida dotándonos de características que nos hace únicos. Eso les ocurre a las hermanas gemelas protagonistas del libro, Ángela y Julia, tan parecidas por fuera pero tan distintas por dentro.
(En eso último que dices, estas gemelas se parecen un poco a nosotras)

-¿Por qué decidiste poner tu libro por partes en Amazon? ¿Por qué El Abuelo y por qué Mario?
-Es una forma de acercarme al público. En tanto que no publico el libro en papel, es interesante conocer las opiniones de los primeros lectores. Por ahora son positivas.
Los títulos “El abuelo” y “Mario” hacen referencia a los personajes que, en cada parte, influirán sobre las protagonistas, Ángela y Julia, de tal forma que cambiarán sus vidas, cada uno a su manera. El abuelo representa la experiencia, la voz de la sabiduría que todo el mundo debe seguir en su juventud para no cometer los mismos errores que nuestros mayores. Mario es el símbolo del despertar sexual y del amor, que nos golpea a todos los mortales, tarde o temprano.

-El Alma que vistes es una novela con relatos insertados a lo largo del transcurso de la historia, ¿qué surgió primero la historia central o algunos de los relatos?
-Primero surgieron los relatos. Estaban escritos cuando se me ocurrió la idea de crear un argumento principal, un armazón en el que insertarlos y hacer su lectura mucho más interesante.

-¿Qué tipo de relatos nos podemos encontrar dentro de esta historia?
-Hay relatos de todo tipo: ciencia ficción, histórico, humorístico, fantástico, de suspense, románticos etc…



-La portada de cada una de las partes de El Alma que vistes, es obra de tu hermano, ¿él se ofreció a hacerlas, tú se lo dijiste a él o cómo surgió?
-Mi hermano siempre ha sido bueno con esto de los ordenadores y del diseño gráfico. Yo, al contrario, nunca me he aclarado con respecto a las cosas informáticas. Simplemente, se lo pedí y él accedió (supongo que un día de estos querrá que le recompense con una mariscada o algo así).

-Un hermano que escribe y otro que ilustra, ¿no os habéis planteado hacer un libro ilustrado?
-Pues no lo hemos planteado, pero es muy interesante vuestra propuesta…
(Pensáoslo y si al final la lleváis a cabo, ya sabéis ;))

-¿Siempre escribes relatos o has escrito novela, poesía… también?
-En mi primer libro, “Relatos de sal”, incluí una historia que la podríamos calificar de novela corta. Se titula “El último liberado”, y su extensión es bastante considerable. Como dije antes, estoy ampliando una novela basada en el Londres del siglo XIX. Con la poesía no me he atrevido. Creo que lograr plasmar la belleza con palabras está al alcance de unos pocos privilegiados.

-Una imagen que describa tu libro Relatos de Sal y otra que describa El Alma que vistes y no son válidas sus portadas.
-Más que “Relatos de sal”, cada historia que compone el libro en sí se puede comparar con un puzle, en el que cada elemento va descubriendo parte del todo y, cuando tenemos todas las piezas colocadas, da lugar al resultado final. Una vez que vemos el puzle terminado, nos es más fácil distinguir a qué parte corresponde cada pieza, igual que si relees un relato de la obra, descubres cosas nuevas del todo, comprendes con más profundidad cada historia.
En cuanto a “El alma que vistes”, lo imagino como una matriuska, una de esas muñecas rusas que se abren para liberar otras muñecas iguales pero más pequeñas. Cada una de sus partes forman un todo. Sus capas nos van descubriendo nuevas historias a medida que avanzamos en su lectura.
(Yo me identifico con el puzle, MaryLin por su parte con la matrioska)

-Ha sido un placer tener la oportunidad de entrevistarte, tenemos El Alma que vistes. El Abuelo para leer y no dudes en que lo haremos. Muchos saludos y sigue escribiendo como hasta ahora.
-A vosotras por la entrevista. He disfrutado mucho respondiendo las preguntas. Un fuerte abrazo.

4 comentarios:

  1. No me he leído la segunda parte, pero la primera, no se puede dejar pasar...Te invito a que la leas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pendiente leerlo, sin duda lo haré :)

      Eliminar
  2. Hola, felicidades, genial entrevista. En ella he conocido un poco más a este maravilloso escritor y sus libros. Me gusta mucho su literatura, aunque no tiene mucho que ver con la mía "Romántica", Francisco como persona es sensacional, un buen compañero de letras.
    Me llevo el enlace de esta entrevista para compartirla. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssss por compartirla y pasarte a leer y comentar la entrevista. Yo en cuanto pueda leo la primera parte de El Alma que vistes. Muchos saludos.

      Eliminar